Blog Milano Rent a Car

26SEP

¿Sabes qué hacer si te has quedado varado en el camino?

Lo más común es que uno se traslade en automóvil por la carretera sin más problemas que los insoportables atascos, el malhumor que conlleva la prisa o el caos vehicular. Pero, a veces, las cosas se complican más de la cuenta cuando de manera inesperada tu vehículo se estanca por una avería. Y en muchas ocasiones, las personas no saben cómo hay que actuar en dichos casos, esto depende de si ocurre en una zona urbana o en una carretera menos transitada, aunque siempre conviene mantener la calma y señalizar de forma correcta que no se puede continuar la marcha, para avisar al resto de conductores. En este artículo se brinda una descripción del modo de actuación más apropiado en cada caso.

¡Accidentado en la ciudad! ¿Qué hacer?

                Si esto te ocurre en la ciudad, ¡es lo mejor!, ya que es más sencillo conseguir ayuda en la ciudad. Si el automóvil se detiene o se detecta que algo no marcha bien, lo más prudente es seguir las siguientes indicaciones.

  • Mantener la calma: no hay peor reacción que la angustia, la ansiedad o la pérdida del control ante una avería que nos deja parados en mitad de la calle, y ante la impaciencia del resto de conductores. Aislarse de las críticas y estar en calma permite pensar con claridad y se actúa con mayor rapidez.

  •  Debes también, señalizar lo antes posible la avería: lo normal es hacerlo mediante los cuatro intermitentes y hacer señales a los vehículos que vienen detrás. Si es de noche, conviene también encender las luces del auto.
  • No olvides activar el freno de mano, para evitar que el auto se desplace accidentalmente, y una simple avería se transforme en un accidente. De igual modo, apagar el motor si no es necesario mantenerlo encendido. Para una mejor señalización, ¡Coloca los triángulos de emergencia! Llamar a un servicio de grua o a tu seguro y esperar unos minutos, seguramente será el fin del engorroso momento.

¡Y si es en la carretera! ¿Cómo actuar?

  • Ante todo, mucha calma: como en la ciudad, pero más aún en el caso de la carretera, mantenerse sereno, pensar y actuar con tranquilidad es clave para que la situación sea lo menos peligrosa e incómoda posible.
  • Colocar las señales luminosas: antes de colocar los triángulos, (en especial si la avería es en plena curva), hay que tratar de avisar a los demás conductores mediante señales. Así, lograrás evitar que colisionen con tu auto.
  • Tratar de apartarse para no estorbar: hay que aprovechar la inercia que lleva el vehículo para intentar apartarse de la vía lo antes posible.
  • Colocar los triángulos: para esto conviene esperar a que el tráfico baje un poco. Entonces, se colocan los triángulos de señalización. Antes de abrir la puerta, hay que estar seguro de que no hay peligro y de que se es perfectamente visible. Se colocan de la siguiente manera: En vías de dos sentidos de circulación, que no tengan dos carriles en cada sentido, colocaremos un triángulo por delante y otro por detrás, a una distancia mínima de 50 metros del auto.

Y si es de un único sentido (autopista o autovía) o si tiene más de tres carriles en el mismo sentido, bastará solamente con colocar el triángulo trasero.

  • Debes andar por el arcén: una vez que coloques los triángulos, hay que andar por el arcén o, mejor aún, por fuera de la carretera, por tu seguridad.
  • Llamar al seguro: una vez señalizado que el vehículo está parado, hay que situarse en un lugar que esté lo más seguro posible y llamar a la compañía de seguros para que acuda a prestar su atención y ayuda. Si no posees seguro, llama a alguien que pueda auxiliarte y espera por la ayuda.

                Estas dos situaciones son las que te podrían ocurrir con tu auto, averiarse en la ciudad o en una carretera común, por supuesto, ninguna de las dos son buenas pero, gracias este post, ya sabrás entonces cómo actuar ante tales situaciones.

 

Compartir este artículo